jueves, 29 de junio de 2017

Poemas de Iberia (2003-2017)


Mientras sigo ordenando recuerdos, han ido apareciendo viejísimos poemas absurdos escritos en el contexto laboral, ya sea para algún jubilado u ocasión que requiriese unos versos, o hechos in situ en alguna celebración. Estos últimos, improvisados, son los peores, pero también con los que más nos reíamos.
En la mayoría resulta difícil calcular la fecha, de modo que de momento quedan sin datar.
Una vez más, esto es otra recopilación de recuerdos personales sin interés para nadie que no haya, por lo menos, pasado una época en La Muñoza y sepa cómo se vive allí, porque de otra manera la lectura no podrá comprenderse. Lo último que quisiera es que alguien se fijase en la calidad poética, que es ínfima y lo reconozco. He suprimido algunos que francamente eran malísmos.
Que mis viejos camaradas ibéricos disfruten con la lectura y rememoren aquellos tiempos, es lo único que deseo.

Nota: si alguien a quien aludo en los textos o imágenes no quiere estar en este sitio público, que me avise lo antes posible para eliminar el fragmento. Mis disculpas de antemano.

Escena habitual de trabajo (2016). Ahora llevamos uniformes de color rojo.



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Una pistola eléctrica he perdido
Clásica pistola eléctrica. 

Una pistola eléctrica he perdido,
de verde cuerpo y roja batería,
que aprieta y afloja tornillería,
un número dos va por apellido.

A los almaceneros he acudido,
mas ni en el vale ni en la estantería
hallóse tal por más que yo quería,
y no puede extraviarse en el olvido.

En el vale consta una culebrilla,
y si en el almacén no hay quien me absuelva
clavarán en mi nómina su astilla.

Por tanto si no puedo hacer que vuelva,
ruego a quien bien me tenga en esta villa -
por favor si aparece la devuelva.



Historia: la herramienta para trabajar se saca del almacén y se devuelve para que te den el vale donde consta tu nombre y número de nómina. Si pierdes la herramienta y/o no la devuelves, siempre se ha dicho que te la cobran de la nómina (verso 11), o como mínimo vas a tener problemas con los almaceneros. El caso fue que aquella vez me desapareció una pistola eléctrica de tornillos y puse este poema en un cartel, por si alguien la encontraba. Al final apareció.
En los antiguos vales de almacén, que se hacían a mano, solía firmar con una culebrilla (verso 9).


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hacía ya tiempo que no salía

Este lugar estaba en Gran Canaria, pero la foto viene al caso.
Hacía ya tiempo que no salía.
Tío Chaín, Guirao y el Alfageme
a quienes hasta el mismo Dios les teme
me izaban del abismo por un día.

Ancho Leteo de cerveza fría,
Orfeo pide a Caronte que reme,
habita aquí la creme de la femme,
palpita el pene con alguna tía.

Heavy rock en antros de Malasaña,
en los que la gente mueve las greñas.
Conténme que la pinza se me pira.

Gira nuestra mente con cada caña.
Si sueñas con mujeres te despeñas:
oye, hay una rubia que me mira.




Historia: una noche cualquiera, quizá de Navidades, saliendo con los compañeros del equipo de Planos del Hangar 5. Este es uno de los poemas escritos en el propio garito, con una copa en la mano y escribiendo en un bloc de notas con la otra (creo que a dicho cuaderno lo llamaban "la PDA"). Obviamente, no estaba en mis plenas facultades. Creo que ninguno lo estábamos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Qué injusta es la vida a veces...

Tío Chaín es nuestro comandante,
Marcos Guirao resulta inteligente,
Maseda sabe tratar a la gente,
el Cantabrón va un paso por delante.

Luisito es mayor guerrero que Ayante,
Pataca lleva un pedo suficiente,
Javi mantiene serena la mente,
mas Alfageme es el mejor amante.

Si cavita la bomba metemos caldo.
Si asalto una rumana y me rechaza,
fíjate que injusta es la vida a veces.

Con el móvil sin batería ni saldo,
con mi equipo que pasa de ir de caza,
me dedico a escribir gilipolleces.



Historia: en las mismas circunstancias que el soneto anterior, pero con un contingente de compañeros más nutrido. Hay que señalar que, aunque en la diversión de la noche uno de los grandes retos era hablar con alguna hembra (¡aunque fuera sólo hablar!), el fracaso siempre era estrepitoso.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Edu Matías y su vehículo

Compañero mío en la noche oscura,
a la amura de tu coche me aferro,
de acero frío y esmerado hierro,
del mismo material que tu bravura.

Es trabajar de noche cruel locura,
sólo de pensar en ello me aterro,
bien justo que eso es de hacer el perro
si no nos da un avieso susto el Cura.

Afrontemos pues juntos el tormento
de esta semana que envejece un año
y expongamos nuestro ano a su suerte.

Eludiendo por tanto el descontento,
nos atacan y no nos hacen daño:
lo que no te mata te hace más fuerte.

Historia: en los tiempos en que se hacían turnos de noche (no eran muchos, pero a algunos no nos motivaban), las rutas de autobús eran bastante escasas, por lo que solíamos compartir coche. Yo en aquel entonces no conducía y me buscaba a alguien que me llevase. El Cura era un jefe de producción que llegaba antes de las 6 de la mañana para ver si nos pillaba durmiendo.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Antonio Jiménez

Una vez más te he vuelto a defraudar,
la primera vez fue con Feliciano
cuando te prometí cambios en vano
y la pata metí hasta el paladar.

No creerás lo que te voy a explicar,
como a quien dio a la vaca por el ano,
pues cambié con Yovana hace un verano
la semana que te urge a ti cambiar.

Hasta a seis candidatos he llamado
que pudieran cambiarte a ti de turno
mas todo intento ha sido fracasado.

Quisiera apaciguar el tuyo tiento
de hostiarme hasta el anillo de Saturno,
humillado, te digo que lo siento.

(Tu compañero y sin embargo amigo...)

Historia: en cualquier trabajo a turnos, como el nuestro, hay que buscarse la vida para cambiar algún día o semana con compañeros, para ajustar el trabajo a la vida (hay quien dice que es al revés, pero va a vivir poco). Mi querido compañero y amigo Antonio y yo cambiábamos a veces, pero también le fallé alguna vez que otra. El poema se explica solo. Yovana, por cierto, a quien aprecio mucho también, sigue por Iberia pero en el sórdido mundo de las oficinas.



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Primer Muñoza Rock

En un lugar llamado La Muñoza,
entre grasas, aceite y combustible,
pervive un colectivo incorregible
como un puño que todo lo destroza.

Esta oda ni representa ni esboza
el ardor del mecánico impasible
ni su valor manchado inamovible
ni su envidia al aviónico que goza.

Hoy este puño quiebra la cornada
que tantas jornadas nos ha cogido
y alzamos los escudos defensivos.

A ritmo de batalla esta mesnada
clama al canalla Krusty el malnacido:
no queremos ocho putos festivos.

En uno de estos conciertos, el célebre "George" en su línea.


Historia: creo que fue en mayo de 2010 cuando empezaron los conciertos Muñoza Rock, en los que nuestros compañeros músicos y amigos suyos, con sus bandas, organizaban conciertos con lo mejor de sus repertorios, normalmente en la sala La Mala (Carabanchel). Era un buen momento para reunirnos y desparramar un poco.
Me honraban con el cargo de recitar un poema de apertura en cada concierto, y en este momento comenté la situación de la que nos quejábamos: nos programaban 8 festivos al año (¡y nos quejábamos, ahora tenemos bastantes más, y sábados!). "Krusty" era un antiguo gerente de hangar, que no tragábamos, y con el que se ha cumplido eso de "otro vendrá que bueno lo hará". En fin, que estamos mucho peor.
Verso 8: la modalidad de Aviónica tenía cierta fama de, bueno, trabajar más relajadamente. Es un tópico, ¿eh? Nada más, que me caen muy bien, y ya curramos todos igual.
Versos 9 y 10: "la cornada de la jornada" era un trabajo imprevisto de última hora, cuando creíamos que ya estábamos terminando.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En un encuentro reciente.
A Sergio Sánchez Holgado

Hablan bien de un tal Sergio en el trabajo,
recio salmantino por cuyos dones,
sus más que lúdicas conversaciones,
y tamaña bondad, así agasajo.

Cuando a casa llego pronto del tajo
es gracias a tu coche, y si me pones
es gracias a tus chichas y calzones,
tu humilde corazón y desparpajo.

Y sin ningún sexual malentendido
para ofrecerte estoy este mi brazo
por si te queda alguna masa suelta.

Incluso un Torque Porra Comedido
tuyo firmo sin temor a un llantazo:
ya te sale la prueba de la envuelta.



Historia: un sencillo poema laudatorio a un buen compañero mío. Verso 12: el Torque Porra Comedido (TPC), término acuñado por Jesús Nieto Lobato, antiguo TMA jefe nuestro, consiste en aplicar el torque "a ojo", sin usar la llave dinamométrica o torquímetro. 


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Presentación II Muñoza Rock, mayo de 2011

Tocando la armónica junto a Víctor Santamaría Caballero.
De nuevo se congregan los roqueros
de sublime talento malgastado
al seguir ofreciendo el desgastado
cuerpo al triste progreso de ingenieros.

Regreso alegre de artistas obreros,
tras otro año mal aprovechado,
y, sin sentirse nadie realizado,
hoy los últimos somos los primeros.

Hoy los últimos son esos muñecos
de estadísticas, gráficos y planes,
y vivencias insípidas debajo.

No serán éstos corazones huecos,
y por más que no quieran los rufianes
la vida se abre paso en el trabajo.



Historia: poema de apertura del segundo Muñoza Rock.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nieto

Jesús Nieto Lobato, compañero
y sin embargo jefe en nuestra era,
guardamos tu historia imperecedera,
la estirpe de tu corazón obrero.

Te despides con lamento sincero
pero falta tu voz más verdadera.
Los que astillas somos de tu madera
a ti hemos sido siempre lo primero.

Nos faltarás por cuanto nos has dado.
Pondrán en tu lugar a un monigote
o vendrán temeajefes ingenieros.

Te damos este abrazo emocionado:
no volverá a haber otro bigote
como el tuyo en los años venideros.

Historia: poema laudatorio para Nieto, uno de los mejores TMA jefes que hemos tenido, para el día de su jubilación.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cena de empresa

Cena de compañeros, no de empresa,
compañeros de remo de galera,
compañeros del yugo que nos pesa,
compañeros de puerta y escalera.

Tantos años de prisas y corrillos,
ñapas y cornadas, broncas y risas,
leyendas, veteranos y pardillos,
manchas de grasa verde en las camisas.

Nuestra sangre contiene combustible,
nuestras bocas, skydrol de los trenes,
nuestros penes parecen martinetes.

¿Por qué razón, deseo irresistible,
en esta hambruna siempre nos retienes
y abrazamos tan sólo los retretes?

Historia: una cena de Navidad entre compañeros, no recuerdo qué año. El Skydrol es el líquido hidráulico, irritante y asqueroso.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La marcha de Iberia

Dos mil hombres y mujeres,
dos mil corazones
partieron al alba
de La Muñoza.

Baten los pies el asfalto
imperturbable, gritan
gargantas al aire espeso,
y en cada recodo,
y en cada glorieta,
la policía.

La vieja y noble Barajas
engrosa las filas.
Late el recuerdo en la vía
donde ayer lucharan,
y crecen las voces
en el mediodía.

La gruesa columna avanza
y atisba su destino,
rojo y amarillo vivo.
Allá llegan, los reciben
compañeros, puros
compañeros.
¡Somos ocho mil
gargantas y corazones!

Y nuestra bandera ondea
en lo que ya no es nuestro.
Nuestra rabia, nuestros gritos
quedan hoy para la historia.


Historia: la célebre marcha desde La Muñoza a la T4, donde se dio la mayor y más impactante huelga de trabajadores de Iberia, en 2014. El poema es poco afortunado.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Iberia en guerra
Grito de guerra ("¡va ruido!"). Foto de Víctor Santamaría Caballero.

Muros de la patria mía,
horadados a traición,
que ya apenas resistía
tanta ansia y vejación,
levantaos, con vuestros puños,
y atacad al invasor
que no son más que rasguños
de enemigos sin honor.

Cayó nuestro patrimonio,
nuestro cielo y nuestra tierra
por tres hijos del demonio
a las manos de Inglaterra,
pero somos muchos más,
más puros de corazón,
que ladrones por detrás
que han vendido la nación.

Si se creen que es un mercado
el sudor de nuestros padres
esos hijos del pecado
que vendieron a sus madres,
verán cuánto equivocado
es jugar a hacerse ricos
con lo que otros han ganado
para hacer la patria añicos.

Tanta rabia contenida
no puede más que explotar,
y, por fin, en nuestra vida,
no queda sino luchar.

¡Es la hora, compañeros,
de luchar por nuestro pan,
que piratas extranjeros
a sus nidos volarán,
que empresarios traicioneros
en la cárcel morirán,
porque unidos, compañeros,
jamás ellos vencerán!


Historia: sobre la absorción de Iberia por British Airways. Nada que hacer. La culpa es de los ladrones que tienen nuestro país en sus manos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Pablo Ramos Arévalo

Pablo, tú sabes bien por qué vivimos,
qué tenemos que hacer en este triste
mundo, ingrato mundo, que ya viste
bastante, que cambiar nada pudimos.

No podemos ser más lo que ya fuimos
y en esta vida gris ya comprendiste
que cuanto hay que aprender ya lo aprendiste
y no hay más que buscar. Nada pedimos.

Ayer tú pastor, hoy yo caminante,
miramos el ocaso castellano,
contemplando el final de su grandeza.

Nos queda, Pablo, compañero errante,
descansar lo que queda de verano
donde reine la paz y la belleza.

Historia: Pablo fue pastor antes que mecánico y mantiene cierto entendimiento profundo de las cosas. Ya está jubilado, y va a menudo a su pueblo de Segovia, "donde reina la paz y la belleza".

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Modesto

Serás por muchos años recordado
por tu sabia y cuidada barba cana,
serás entre los nuestros añorado
por tu ignota paciencia y mente sana.

Con tu mano y destreza en el mandado
no habrá jamás persona tan humana,
y aquellos que tu mando han usurpado
han sembrado el hastío y la desgana.

Seguimos caminando, no a tu paso,
calmado y displicente, tantas veces
esperado: sigue así, nunca corras.

Así se va una época en su ocaso:
si una mañana fría reapareces,
acuérdate, invítanos a porras.

Historia: para un TMA jefe jubilado. Lo mejor que hacía era traer porras los fines de semana.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Iberia (Muñoza Rock IV ó V)

Compañeros manejando un carro de nitrógeno.
Bogad, remeros, bogad
en este barco viejo y nuestro.
Bogad en este barco que se hunde,
apresado por piratas,
por la culpa de ineptos capitanes.

Remad, esclavos, remad
como nunca habéis remado.
Ahora nuestros amos quieren oro,
no a esa bandera rota
caída en el olvido y fragmentada.

No descanséis, miserables,
que hay que salir adelante,
no vayan a quitaros la comida
cada día más escasa
y que mañana dicen que nos quitan.

Sin poner los pies en tierra
moriremos, en este barco viejo,
gloria de nuestros ancestros,
noble ruina de un pasado
que sólo sobrevive en nuestras manos.




--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Reflexión de un “básico” (Muñoza Rock VI, 9 de mayo de 2015)

“Básicos” nos han nombrado
Unos cuantos de los primeramente llamados "básicos".
los dueños de un basurero.
A vil dedo acomplejado
con codicia de usurero,
estos seres, en su engaño,
desordenan en “cajones”
nuestra honra y nuestro daño
para tocar los coj----.
¿Quién se quiere “destacado”
en un turbio vertedero?
¿Quién habráse regalado
a cerdos de estercolero?
¿Será la cerviz doblada
a quien te llama “recurso”?
¿Capitular la morada
del sentir de tu discurso?
¿Rebajarse a lo más bajo
ante el insulto a lo humano?
¿Arrastrarse en el trabajo
y en la vida cual gusano?
Tanta avaricia sarnosa,
enojosa jerarquía,
degradarte de hombre a cosa,
“básica” filosofía,
no hace más que asegurarnos
la victoria en nuestras manos:
no envidiarnos, ni enfrentarnos,
sino amarnos como hermanos.
No el futuro, el pasado
construimos lentamente,
del trabajador honrado
con conciencia trascendente.
Íntegros hombres conscientes
del valor de estar unidos,
en nuestra humildad valientes,
en nuestra pobreza erguidos.



Historia: siempre había habido un escalafón, donde los curritos éramos curritos, y por encima había supervisores, y por encima los TMA jefes. Pero entre los "curritos" quisieron hacer distinciones, colocándonos "a dedo" en ciertos "cajones": básicos, destacados y altos. A gente veterana que se conocía el avión con los ojos cerrados la hicieron básica, y nombraron destacados con no sé qué criterio. Y luego rectificaron y volvieron a catalogarnos, un poco mejor, pero habiendo generado ya bastantes cabreos y desdén.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Plan de futuro. Muñoza Rock VII. 14 de mayo de 2016.

Cada vez más desunidos los cuerpos de las almas.
Cada vez más correr hacia ninguna parte.
Cada vez más latidos y menos corazones.
Cada vez más vacío, cada vez más seco
el negro cajón del deber cumplido.
El cronómetro sajón y sus secuaces,
su gusano royendo en el oído.
La eterna rutina o extinción,
la ruina enferma.

A quién insultar y de qué sirve,
con qué plaga luchar,
qué cabeza de hidra cortar,
qué cobarde hay que odiar:
tú o yo.

Cada vez más igual ir a cualquier parte.
Cada vez más igual ser tú o ser yo.
El veneno se reparte
por las venas del Hombre Autoexplotado,
producto industrial ultraeconómico
del ego más sucio y más oscuro
de ser más,
cada vez más,
cada vez más nada.

Historia: después de la fusión con British Airways (absorción, mejor dicho), con la nueva jefatura y sus nuevos planes la cosa fue mucho a peor. Esto no es un panfleto sindical, pero nos quitaron de un plumazo un montón de nuestros humildes privilegios: ducharnos dentro de jornada, los autobuses, comer el bocadillo con tiempo, etc. Hubo hasta una consultora que vino a cronometrarnos y vigilar nuestros movimientos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Horcajo

"Schuster" dicen que algunos le llamaban,
mas pasará a la historia como Horcajo,
que riman unos "que te da trabajo"
y muchos otros bien que lo apreciaban.

Era en verdad de los que no paraban,
pero de tan amable y de tan majo
rara vez lo mandaban al carajo
y los humores pronto se calmaban.

Que no habrá otro mejor no lo dudamos,
los motores sin ti serán extraños,
Horcajo, motorista infatigable.

Queremos, los que aquí mal aguantamos,
desearte que brillen largos años
tu azul mirada y tu sonrisa afable.

Historia: este compañero era tal como describe el poema, y aunque es cierto que se "presurizaba" un poco en el trabajo, lo estimo mucho y le deseamos una vida inmejorable en su jubilación.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A los jubilados

En buen hora los hay que se jubilan,
que gocen muchos años de disfrute;
que lo han ganado no hay quien lo refute
y ahora a gusto se tumban y adormilan.

Verán atardeceres que rutilan
en un feliz otoño que tribute
largos años de sueño que ejecute
al fin la vida esclava en que desfilan.

Mas ver tan venturosas despedidas
nos torna la alegría en desventura
con la triste verdad que nos aguarda:

somos menos, ya pocos, desvalidas
nuestras manos, y sin vuestra apostura,
veteranos, ya nadie nos resguarda.

Historia: aquella remesa de jubilados se fue en muy buenas condiciones. A los que aún nos quedan 30 años o más de trabajar, se nos presenta un futuro muy negro. Pero también el presente, porque los veteranos sabían mantener a raya a la jefatura.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al chalet de Sergio


Por fin ya tienes casa en condiciones,
buena, bonita, aunque no tan barata,
pues no vas a comprar una patata
después de tanto curro en los aviones.

Holgado vas a estar en tus salones,
triunfante con tu litro o tu cubata;
con un chalet por tu suerte acata
el destino escrito en tus galones.

Que la estrenes con fiestas y banquetes
y buen lote de tetas y de ojetes,
acorde a tu entusiasmo y tu valía.

Que de vino y placeres la repletes
porque en la nueva etapa en que te metes
no vas a malgastar ni un solo día.



Historia: mi viejo amigo Sergio Sánchez Holgado, que siempre invierte a lo grande, se compró finalmente un chalet estupendo en Los Santos de la Humosa.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Muñoza Rock VIII - Poema de apertura

¿Qué nos dan los años
sino tripas cerveceras?
¿Qué mapa de daños
sino daños a terceras,
qué pérdida de caldo
que la juventud perdida,
el ataúd de las costillas
y el jefe a quien te humillas?
Firma la diaria
pérdida de tiempo.
Saca la tarea
de la prueba de tu miedo.
¿Y qué no harás sino esperar,
esperar al bocadillo,
esperar que den las tres
en el hueco del husillo,
esperar a la vejez
y a que caiga algún trienio,
y a cada nuevo convenio
la sindical estupidez?
Otra vez a quitar tapas,
otra vez patas de tren,
más pintura, cuatro capas,
pistola a golpes tutiplén.
El holandés y otros mangutas
se enseñan en pizarritas:
"-Mira, así les parasitas
mientras las pasan canutas".
Mientras tanto, brillan calvas
las cabezas, las espaldas
tiran de trócola quejosas;
los años, quizá vacíos,
siguen pasando como ríos,
y hablando, eso sí, de muchas cosas,
los compañeros, los mejores
compañeros,
único alivio para el alma,
son lo único de Iberia que se salva.

Después de "tirar de trócola" para bajar un motor, aunque éste era pequeño (de un 340-300).


Historia: último Muñoza Rock. Este poema es incomprensible para quien no conozca el trabajo que hacemos. Intento explicar términos:
V. 3: "mapa de daños": tarea que consiste en examinar minuciosamente toda la estructura externa del avión, para localizar daños.
V. 4: "daños a terceras": alusión a Daños a terceros, banda musical del Muñoza Rock.
V. 5: "pérdida de caldo": así llamamos a las pérdidas de combustible, que se encuentran frecuentemente en los aviones y las reparamos estupendamente (según cuáles).
V. 7: "costillas" tiene doble sentido, porque la estructura del ala está formada por costillas ("ribs").
V. 9: "firma la diaria" es una expresión habitual, porque la "diaria" es una revisión que se le hace al avión cuando va a irse a volar.
V. 11: "saca la tarea" es otra expresión frecuente: ir a un ordenador e imprimir la tarea o instrucciones del trabajo que se va a realizar.
V. 15: "las tres" es la hora de salida del turno de mañana (de 7 a 15 h).
V 16: "hueco del husillo": alojamiento en el cono de cola. El husillo es el tornillo sin fin que mueve el estabilizador horizontal. Es un buen sitio para que no te vean.
V. 21: "quitar tapas" es el duro trabajo de abrir accesos a los tanques de combustible, que tienen muchas tapas con tornillos muy duros.
Vv. 23-24: cuando dichos tornillos tienen mucha pintura encima, hay que usar una "pistola a golpes" neumática.
V. 25: me callo, mejor.
V 26: "pizarritas": dícese de la horda de pizarras blancas donde los ingenieros escriben chorradas en inglés, pegan papeles e imanes con nuestras fotos. Suelen aparecer las palabras "quality" y "production".
V. 31: "tirar de trócola" es tirar de las cadenas o manivelas de los útiles de subida o bajada de motor. Los motores de los aviones, que van colgados bajo las alas, se bajan al suelo para trabajar en ellos más a menudo de lo que parece.


3 comentarios:

  1. Culebri, compañero eres el mejor. En esta Iberia irracional que se permite desperdiciar mentes como la tuya y aspira a ocultar tu ingenio tras tapas de combustible. Tu voz no podrán quebrar pueden encadenar el cuerpo pero no la imaginación y la tuya no conoce servidumbre. Sólo gente como tú dignifica el sustantivo trabajador. Gracias por ser mi compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Carmen, el placer es mío con compañeras como tú. Así es, a pesar de que tengamos un trabajo "embrutecedor", somos capaces de mantener viva la creatividad. ¡A ver cuándo leo tus relatos!

      Eliminar
  2. Culebri, compañero, eres el mejor. En esta Iberia que se permite desperdiciar mentes como la tuya y aspira a ocultar tu ingenio tras tapas de combustible tu mensaje se abre paso y como en un cuento infantil aprendemos la moraleja pueden encadenar el cuerpo pero no la imaginación y la tuya es desbordante. Dignificas el sustantivo trabajador. Gracias por ser mi compañero.

    ResponderEliminar